Antes de cocer los garbanzos , los tienes que dejar en remojo como mínimo una noche en agua abundante y fresca. Los puedes poner en un bol grande. Yo a veces los dejo hasta dos días, eso sí, cambio el agua dos veces al día como mínimo. Los dejo más tiempo en remojo para que después se cocinen más rápido.

 

Para cocerlos, escurre el agua, refréscalos y mete en una olla con agua fresca. Deja cocer entre una hora y media y dos horas.

Si ves que el agua se ha consumido y que aún no están hechos,¡ no dudes en añadir agua!

 

Cuando pase este tiempo, ve probando a ver cómo están y cómo los quieres, más o menos blanditos...