Estos mini pastelitos de coco han nacido de un error de mi parte. La idea era hacer rocas de coco, pero las hice demasiado grandes y quedaron algo blandas. Así tuve la idea de cortar los galletones en trocitos y de volver a hornearlos, dando lugar a los crujicoquitos.

 

Es una receta genial para aprovechar las claras de huevo.

 

Aconsejo consumirlos poco después de ser horneados la segunda vez, aunque al día siguiente siguen estando buenos, pero algo menos crujientes.

 

Os invito a hacer esta receta super fácil y muy rica, incluso para aquellas personas a las que no les gusta demasiado el coco.

 

Ingredientes:

 

Coco rallado (125 gr)

Azúcar (100 gr)

Claras de huevo (2)

Sal (una pizca)

 

Elaboración:

 

Monta las claras a punto de nieve con una punta de sal.

Mezcla el coco rallado y el azúcar y añádelos despacito a las claras.

Remueve bien.

Haz montoncitos grandes de la masa (galletones como un puño) y colócalos en papel para horno. Mete en el horno a 180 grados durante diez minutos. Saca y deja enfriar.

 

Una vez enfriados, corta los galletones de coco en trocitos y mételos en el horno, en un recipiente que resista el horno.  Hornea unos 7 minutos, hasta que estén doraditos (cuidando que no se quemen). Deja enfriar unos minutos y ¡que aproveche!

 

Écrire commentaire

Commentaires : 0