He descubierto una nueva manera de hacer galletas, muy fácil y rápida, además de alternativa, sin mantequilla ni margarina. ¿Qué se le echa entonces como materia grasa? ¡Fácil! Aceite de coco.

Pues sí, basta con poner la misma cantidad de aceite de coco en lugar de la mantequilla o margarina, y ya está. Pero ojo, que queda un suave sabor a coco, a no ser que utilices aceite de coco desodorizado.

Puedes añadir lo que quieras; cacao, arándanos, sésamo, nueces... ¡la imaginación al poder!

 

Ingredientes:

 

250 gr de harina

125 gr de aceite de coco refinado

125 gr de azúcar

1/2 paquete de levadura química ( si le pones 1/4, quedarán más crujientes y secas)

  8 cl de agua

 

Mezcla el azúcar con el aceite de coco.

Añade la harina mezclada con la levadura y remueve bien.

Pon el agua poco a poco, hasta conseguir una masa no muy seca pero que puedas moldear con las manos.

Recordamos que a esta masa puedes añadirle lo que te apetezca (frutos secos, cacao, trocitos de chocolate...).

Coje trocitos de la masa y haz bolitas.

Ponlas en la bandeja del horno y aplástalas suavemente con el dorso de una cuchara,

Cuece a unos 180 grados durante 8, 10 minutos.