Esta crema es muy suave y tiene mucho sabor. Es una crema libanesa que se hace con berenjenas y tahín.

Para el verano, es perfecta, ya que se sirve fría y la berenjena refresca mucho. Espero que os guste.


Ingredientes:


Una berenjena gordita

Tahín (dos cucharadas)

Un ajo

Medio limón

Sal (un pellizco)

Aceite de oliva (una cucharadita a penas; opcional)


Elaboración:


Lava la berenjena y hazle unos cortes con el cuchillo (porque si no lo haces, puede explotar con el calor del horno).

Métela en el horno con un dedo de agua a termostato 5-6 hasta que quede así (tarda aproximadamente 40, 50 minutos):



Cuando la berenjena esté como en la foto, es decir, con la piel ennegrecida y rugosa, sácala del horno. Deja enfriar.

En el vaso de la batidora, pon el ajo cortado, la berenjena cortada en trozos y el zumo de limón y bate.

Añade el tahín y sigue batiendo.

Por último, añade el aceite (si lo crees conveniente) y la punta de sal y dale el último batido.


Commentaires : 0