Este plato es una maravilla como entrante, es muy nutritivo y ligero y suele gustar mucho como aperitivo, pero también queda muy bien como plato principal acompañando una ensalada, verduras (unas espinacas..) o lo que se te ocurra.

Antes la compraba ya hecha, en Francia es relativamente fácil de encontrar, pero encontré esta receta en el sitio francés http://cuisinemicheline.com/panisse-recette-nicoise/ y desde entonces no he dejado de hacerla. Siempre sale bien y la masa se puede guardar unos días en el frigorífico. Es muy fácil, ya verás.

 

Necesitas:

 

Harina de garbanzo (250 gr)

Agua (1 litro)

Un ajo entero pelado

Un chorreón de aceite de oliva (2 cucharadas soperas)

Sal (un buen puñado, unos 10 gramos)

Aceite de oliva para freír

Pimentón dulce y picante (opcional, pero queda muy buena así)

 

 

Elaboración:

 

Coloca el agua en una cacerola grande y ponla a hervir con el ajo entero pelado, el chorreón de aceite y la sal.



Cuando empiece a hervir el agua, retira la cacerola del fuego y añade la harina de garbanzo poco a poco, "a poquitos", como dice Arguiñano... Remueve sin parar con un batidor.



Cuando la harina haya absorvido el agua, pon la cacerola a fuego suave y deja cocer unos diez o quince minutos, hasta que la masa espese. Si hay grumos, bate con la batidora eléctrica.



Retira el ajo de la masa (¡¡que no se te olvide!!) y viértela en un recipiente. Debes intentar que la superficie quede lo más lisa posible, para ello puedes utilizar una espátula. Deja enfriar y guarda en el frigorífico al menos una hora.


 

Saca del frigorífico la paniza y córtala en cuadros, tiras, o con un molde con la figura que te apetezca.



Pon medio dedo de aceite en la sartén y fríe unos 3-4 minutos por cada lado, hasta que quede un poco dorada.

Cuando la saques de la sartén, espolvorea con pimentón dulce, picante y con un poco de pimienta de Cayena, y sirve.


Écrire commentaire

Commentaires : 0