Este plato es muy completo y saciante, está muy rico y podéis hacer múltiples variantes, añadiendo otro tipo de verduras como calabacines, zanahorias...


Además, y como lo muestro en la foto, podéis llevarlo donde queráis; trabajo, comida en casa de alguien que no es vegano...


Lo aconsejo porque alimenta un montón, ¡tanto como un buen potaje!


Añado una foto de las proteinas que he utilizado, que están en trocitos.



Ingredientes:


Espaguetis

Proteinas de soja en trocitos (1 vaso)

Agua (3 vasos)

Una cebolla

Un ajo

Tomates (3)

Salsa de tomate

Judías rojas (un puñadito)

Sal

Pimentón dulce

Pimentón picante

Pimienta de Cayena

Ajo en polvo

 

Elaboración:

 

Pon en remojo las proteinas de soja con el agua. Deja que se hidraten 10 minutos como mínimo.

 

Mientras tanto, corta la cebolla y el ajo en trocitos y ponlos en una sartén con un chorreón de aceite.

 

Corta los tomates en dados y cuando la cebolla esté transparente, añádelos a la sartén. Deja cocinar.

 

Mientras tanto, cuela las proteinas con un gran colador. Enjuaga.

 

Añade las proteinas de soja a la sartén y remueve.

 

Unos minutos más tarde, añade la salsa de tomate y las judías rojas y deja cocinar unos minutos.

 

Prepara los espaguetis.

 

Cuando la salsa esté bien absorvida (5-10 minutos), añade el ajo en polvo y sala.

 

Añade el pimentón dulce y picante (una cucharadita, depende de lo que os guste), la pimienta de Cayena (una pizquita, que es muy fuerte), da una vuelta y apaga el fuego.

 

Coloca los espaguetis en un plato. Pon en el centro de éstos las proteinas.

 

Sirve con un poco de parmegano o parmesano vegano.

 

¡Espero que os guste!