Una buena paella no tiene porqué llevar irremediablemente carne o pescado. La paella vegana que voy a presentaros está muy buena, tiene mucho sabor y además es muy ligera.

 

Llevo ya tiempo haciendo paellas veganas, pero hoy me he decidido a poner la receta porque he añadido un ingrediente que la hace aún más rica, el curcuma. Es la primera vez que me sale tan buena. Esta especie le da un sabor un poco dulzón y le confiere un color amarillo precioso.

 

He hecho la paella con lo que tenía en el frigorífico, calabacines y zanahorias, pero le podéis poner las verduras que queráis; pimientos, espárragos trigueros, alcachofas, judías verdes...todo menos berenjenas, no casan bien con la paella.

 

Como mi vieja paellera pasó a mejor vida, he tenido que hacer la paella en un wok... ha quedado superbuena. Tanto, que no me voy a comprar una paellera ¡ya no me hace falta!

 

Necesitas:

 

Una cebolla

Un ajo

Tomate (3 ó 4, dependiendo del tamaño)

Calabacín (2)

Una zanahoria

Sal

Curcuma

Pimentón

Azafrán

Arroz (250 gramos)

Agua (1 litro)

 

Elaboración:

 

Trocea la cebolla y ponla en la paellera con un poco de aceite.

 

Cuando esté transparente, añade el ajo troceado.

 

Cuando esté casi cocido el ajo, añade los tomates cortados en dados. 

Deja cocinar un poco el sofrito.

 

Mientras tanto, corta la zanahoria. Añádela y deja cocinar unos minutos.

 

Corta el calabacín y añádelo a la paellera. Déjalo cocinar unos minutos más.

 

Cuando el sofrito esté casi hecho, añade el agua caliente con la curcuma, el pimentón y el azafrán.

 

Echa el arroz cuando el agua se ponga a hervir.

 

Baja el fuego y deja cocer unos 20 minutos, hasta que el arroz esté pujado y haya absorvido todo el agua.

 

Apaga el fuego y deja reposar el arroz cubierto con papel de periódico 5 minutos.

 

Sirve con medio limón.

 

¡Espero que os guste tanto como a mí!

 

 

Commentaires : 0