Este pesto de perjil está muy bueno, es muy fresco y es, encima, bastante barato.

Al ser vegano, no lleva parmesano, pero además es que no le hace falta.

Puedes utilizarlo también como salsa, acompañando patatas al vapor, como base de pizza, en ensaladas...


Ya sabes, no tires el ramito de perejil sobrante, ¡utilízalo para hacer este pesto!

 

Necesitas:

 

Anacardos (60 gr)

Perejil (un buen ramito, del rizado o del plano, da igual)

Aceite de oliva (15 cl)

Sal (un poquito)

Ajo  (2 no muy grandes)

 

Elaboración:

 

Pon en el vaso de la batidora el perejil y los anacardos ya picados y la sal. Añade asímismo los ajos cortados.

Los anacardos los muelo en un molinillo de café. Si no tienes molinillo, prueba con la batidora, y si están demasiado duros, déjalos unas horas en remojo con agua.

 

Bate y mezcla muy bien.

 

Poco a poco, y una vez ya bien integrados los demás ingredientes, añade poco a poco el aceite de oliva, para que emulsione.

 

Mezcla muy bien y vierte el pesto en un bote cerrado. Te puede durar días y días.

 

 

 

Commentaires : 0